Nuestra historia

Tan orgullosos de nuestra historia como de nuestras hamburguesas.

Desde los restaurantes con drive-thru a los Chicken McNuggets y  hasta los créditos de college en Hamburger University, hemos recorrido un largo camino. Y seguimos. Pero, para echar un vistazo al pasado, necesitamos contar la historia de un hombre.

La historia de Ray Kroc

¿Cómo crear un restaurante y convertirse en un éxito de la noche a la mañana a los 52 años? Como dijo Ray Kroc: “es cierto que tuve éxito de la mañana a la noche pero 30 años son una noche muy, pero muy larga”.

Orígenes

En 1917, con 15 años, Ray Kroc mintió sobre su edad para ingresar en la Cruz Roja como conductor de ambulancia, pero la guerra terminó antes de que él completara su entrenamiento. Luego trabajó como pianista, vendedor de vasos de papel y de batidoras posteriormente.

En 1954, Ray visitó un restaurante en San Bernardino, California, que le había comprado varias de las batidoras que vendía. Allí encontró un pequeño pero exitoso restaurante operado por los hermanos Dick y Mac McDonald, y quedó sumamente sorprendido por la eficiencia con la que operaba. El restaurante contaba con un menú limitado que consistía de sólo unos pocos productos: hamburguesas, papitas y bebidas. Esto les permitía concentrarse en la calidad y el servicio rápido. 

Kroc compartió su visión de abrir restaurantes McDonald’s en todo el país con los hermanos. En 1955, fundó McDonald’s System, Inc., predecesor de McDonald’s Corporation, y seis años más tarde, compró los derechos exclusivos del nombre McDonald’s. Para el año 1958, McDonald’s había vendido 100 millones de hamburguesas.

Una filosofía singular

Ray Kroc quería construir un sistema de restaurantes que se hicieran famosos por servir continuamente comida de alta calidad, utilizando métodos uniformes de preparación. Quería servir hamburguesas, panes, papitas y bebidas que tuvieran el mismo sabor en Alaska y en Alabama. Para lograrlo, escogió una filosofía única: persuadir a los dueños de franquicias y a los proveedores a que aceptaran su visión; que no trabajaran para McDonald’s sino para ellos mismos, junto con McDonald’s. Promovió el eslogan, “Un negocio solo tuyo pero sin estar solo”. 

 

Su filosofía se basaba en el simple principio del banco de 3 patas: una pata eran las franquicias de McDonald’s, la segunda eran los proveedores y, la tercera, los empleados. El banco era tan fuerte como las tres patas que lo sostenían.

“Si tuviera un ladrillo por cada vez que he repetido la frase Calidad, Servicio, Limpieza y Precio, probablemente hubiese podido construir un puente sobre el Océano Atlántico”. — Ray Kroc

 

Los cimientos de la calidad

La pasión de McDonald’s por la calidad significaba  que cada ingrediente fuese examinado, probado y perfeccionado hasta cumplir con las exigencias del sistema operativo. Con el extraordinario éxito de los restaurantes, el volumen masivo de órdenes hizo que los proveedores prestaran atención a McDonald’s. Kroc compartió su visión del futuro de McDonald’s con proveedores potenciales quienes aceptaron suministrar productos a la emergente organización cumpliendo con los estándares exigidos por esta.

A medida que otros restaurantes de servicio rápido comenzaron a surgir, los altos estándares de McDonald’s se propagaron a la industria láctea, agrícola y de las carnes. Una vez más, Ray Kroc buscaba asociarse y logró el sistema de aprovisionamiento más integral, eficiente e innovador de la industria del servicio de alimentos. Con el paso de las décadas, estas relaciones con los proveedores se han consolidado y han crecido significativamente. De hecho, muchos de los proveedores que operan actualmente comenzaron su negocio con un apretón de manos de Ray Kroc.

 

Hamburger University

En 1961, Kroc lanzó un programa de capacitación, posteriormente llamado Hamburger University, en un restaurante nuevo de Elk Grove Village, Illinois. Allí, los dueños de franquicias y operadores eran entrenados en los métodos adecuados para operar un restaurante McDonald’s con éxito.

La Hamburger University contaba también con un laboratorio de investigación y desarrollo dedicado a crear nuevos métodos para cocinar, congelar, almacenar y servir los alimentos. Hasta la fecha, 80,000 personas se han graduado. 

La leyenda sigue viva

Hasta el momento de su muerte, el 14 de enero de 1984, Ray Kroc jamás había dejado de trabajar para McDonald’s. Su legado continúa vigente hoy, y el sistema que ideó les brinda a los clientes de McDonald’s comida sabrosa a precios accesibles; al personal y a las franquicias les ofrece oportunidades de crecimiento, y a los proveedores un compromiso mutuo de proveer los ingredientes y productos de la más alta calidad.

Desde su pasión por la innovación y la eficiencia a su búsqueda incesante de la calidad, y hasta sus numerosas contribuciones caritativas, el legado de Ray Kroc continúa siendo parte integral e inspiradora de McDonald’s, hoy y en el futuro.

 

Fuentes

Grinding it Out: The Making of McDonald’s de Ray A. Kroc, ©Ray A. Kroc 1977. McDonald’s: Behind the Golden Arches de John F. Love ©John F. Love 1995. aboutmcdonalds.com 2009.

Equipo Directivo

Conoce Más

Relaciones con Inversionistas

Conoce más

Información Sobre Franquicias

Conoce Más

Valores En Acción

Conoce más

Noticias y Notificaciones

Conoce Más

LAS OFERTAS

te esperan en el App

Aprende Más