Tenemos más cosas en común de lo que creemos.

Tenemos en común nuestra primera comida en Norteamérica.

Bhargava, 25

El primer día que llegué a Estados Unidos, tenía hambre. Salí a buscar algo que comer. La mayoría de los restaurantes eran irreconocibles. Sin embargo, cuando vi un McDonald's reconocí un lugar familiar, por eso decidí entrar. Después de 26 horas de vuelo, lo primero que comí en Estados Unidos fue una hamburguesa de McDonald's.

Mo, 31

Recuerdo la primera vez que vine de Kenia a Estados Unidos. De camino a un juego de fútbol en Florida, pasamos por McDonald's a comprar helado. Era algo muy importante ahí en el sur. Ese es uno de mis recuerdos favoritos, y el primero que tengo de McDonald's.

Tenemos en común el McCafé de la mañana.

Alix, 28

Siempre estoy de un lado a otro: en el trabajo, con amigos o cargando el auto para un fin de semana en la carretera y acampando con mi pareja. Cuando necesito un café y un Egg White Delight para comenzar el día (cuándo y dónde sea que esté), siempre paso por McDonald's y vuelvo a mis actividades.

Leigh, 36

Poder llegar a la escuela de posgrado implicó largos días y aún más largas noches de estudio. Saber que McDonald's estaba abierto 24/7 quería decir que podía satisfacer mis antojos de dulce y recibir mi cuota de cafeína cuando lo necesitaba. Ahora que terminé los estudios, mis viajes a McDonald's siguen siendo tan frecuentes como en los días de estudiante... solo que ahora en horarios más razonables.

Tenemos en común el juego.

Selma, 91

Tengo 91 años y todavía tengo una memoria excelente. Aquí sentada recuerdo cuánto disfrutaba viendo a los niños correr en el patio de juegos y súper felices con los juguetes de sus Happy Meals. ¡Comer en McDonald's quería decir que los niños podían hacer ruido, correr y, en definitiva, ser niños, mientras mi esposo y yo podíamos comer en paz!

Jake, 15

Recuerdo cuando corría por el PlayPlace de McDonald's después de terminar de comer. Era muy quisquilloso para comer, pero mi mamá sabía que me terminaría todo (hasta las manzanas) si después me dejaban ir a jugar. Eso es lo que más recuerdo de cuando era pequeño.

Nia y Joseph

Una rebelde bailarina de Hiplet™ y un reservado maestro de 7mo grado que tienen más en común de lo que piensan.

Tenemos en común el reencuentro.

Kseniya, 29 (derecha)

Nos conocimos en la universidad, las dos extrañábamos a los nuestros. Veníamos de pequeños pueblos y nuestra nueva situación era abrumadora, por eso nos escapábamos y almorzábamos o comíamos un snack en McDonald's, solo para sentirnos en un lugar acogedor y familiar. Después de graduarnos, dejamos de vernos por algunos años. De pronto, un día realmente estresante, entré a un McDonald's cerca del trabajo para desestresarme un poco y ahí estaba ella. Nos volvimos a encontrar.

Quayonna, 19 (derecha)

McDonald's es uno de esos lugares que nunca, nunca dejará de asombrarte. Es como que siempre vas a volver a ver algún rostro familiar o alma gemela cada vez que entras. La variedad de personas que comen y trabajan aquí es muy amplia y diversa. ¡Realmente me asombra todos los días!

Tenemos en común nuestro lugar feliz.

Oluwaseun, 22

Siempre recuerdo mis Happy Meals de niño cada vez que viajaba a Londres para pasar las fiestas con mi familia. No teníamos McDonald's en Nigeria, así que siempre era algo especial. Nada me daba más alegría que comerme una comida que venía con un juguete o regalo adentro. Me encantan los Happy Meals. McDonald's me recuerda un lugar feliz de solo buenos momentos. Siempre me siento feliz con mis papitas y hamburguesa en mano.

Maria, 29

De niña, mi mamá siempre nos compraba Happy Meals a mi hermana y a mí. Me encantaba abrirlos y ver el juguete que me había tocado. Enseguida comenzaba a pelearme con mi hermanita para ver quién se quedaba con el mejor. Ya más grande, la dejaba que cambiara el suyo por el mío para que pensara que yo era más "cool" de lo que era. Los Happy Meals siempre fueron nuestra cosa favorita de McDonald's.

Tenemos en común cantar en el drive-thru.

Michael, 28

Cuando eres una "drag queen" y vas de un lado a otro, no siempre tienes tiempo de sentarte a disfrutar una comida. Afortunadamente, el drive-trhu de McDonald's siempre está disponible, ya sea antes o después de una actuación tarde en la noche. Tengo muchos y grandes recuerdos al pasar por un McDonald's con el auto lleno de "drag queens" después de un show. ¡Una vez, recuerdo haber cantado con el muchacho que nos atendió por el drive-thru de McDonald's! Agradezco a los McDonald's por mantener a las "drag queens" de todo el mundo bien alimentadas.

Jon, 21

Cuando estoy en el auto, especialmente de camino a McDonald's siempre escucho música en la radio. Es lo que me ayuda a disfrutar el viaje. Una vez, pasé por el drive-thru y tenía la música a todo volumen. Uno de los empleados comenzó a cantar conmigo. Fue un gran momento que siempre recordaré.

Adrian y Danielle

Guitarrista estrella del rock y terapista ocupacional con más en común de lo que pensamos.

Tenemos en común los rituales después de cada juego.

Josiah, 10

Me encanta cuando mi papá me lleva a McDonald's después de la práctica de baloncesto. El baloncesto y McDonald's son momentos en que nos sentimos más cerca. Ambos amamos la temporada de baloncesto y los sábados siempre comemos McDonald's.

Robert, 37

Cuando era niño, mi papá trabajaba de 3 a 11 de la noche, por eso mamá estaba a cargo de la cena durante la semana. Yo jugaba fútbol y béisbol, y las noches que la práctica terminaba tarde, mamá nos llevaba a McDonald's de camino a la casa. Mi hermano y yo no pudimos haber crecido más diferentes, pero todavía nos encontramos en McDonald's y reímos de todas las historias y buenos momentos que pasamos de niños y adolescentes.

Tenemos en común los viajes por carretera.

Mei Lee, 63

Cuando recién comencé a salir con mi esposo, nos fuimos de viaje por la costa de California. En el camino, decidimos parar a comer algo en un McDonald's. Nunca antes había visto un McDonald's. Él me recomendó el Filet-O-Fish y realmente me gustó. Sigo disfrutándolo hoy en día.

Sandra, 63 (right)

Llevamos 26 años de casados y tenemos seis hermosos hijos. Nos encanta viajar con los chicos y en familia. Nos subíamos al auto sin importar a dónde ibamos, siempre McDonald's estaba en nuestro camino. Además, era barato, lo cual facilitaba mucho el hecho de alimentar a seis niños hambrientos.

Tenemos en común padres orgullosos.

Ava, 5

Cuando mi mamá se siente realmente orgullosa de mí, siempre me deja elegir lo que quiera de McDonald's. Hoy, la maestra le habló a mi mamá de mí y de Layla. Layla generalmente se sienta sola a la hora del almuerzo, así que hoy la vi y decidí hablar con ella. Creo que somos amigas ahora. ¡Ella es callada pero se rio mucho cuando le conté mis historias!

Jonathen, 27

Nunca olvidaré cuando ganamos el juego de las finales de high school en mi penúltimo año. Mi papá me llevó a McDonald's después para celebrar y me dejó ordenar lo que quería. Por supuesto, ordené más de lo que pude comer. Mi producto favorito siempre ha sido el Oreo McFlurry.

Bridget y Marti

Una compositora y cantante de música R&B y una activista "drag-queen" con más en común de lo que pensamos.

Tenemos en común mamás fuertes.

Jimmy, 18

Mi familia: mi mamá, mi hermano y yo pasamos por momentos difíciles. Nos quedábamos en casas de amigos porque no podíamos pagar la nuestra. McDonald's salvó a nuestra familia cuando le ofreció trabajo a mi mamá. Ella trabaja allí desde 2006. Hasta el día de hoy, no puedo dejar de agradecer a McDonald's, ya que nos ha permitido alcanzar una estabilidad económica. Ocupa un lugar especial en nuestros corazones cuando pensamos en las oportunidades que afortunadamente podemos disfrutar hoy.

Zack, 36

Cuando era niño, mi mamá era madre soltera y nos llevaba, a mí y a mi hermano, a McDonald's todos los viernes en la noche y nos compraba Happy Meals. Era algo que esperábamos cada fin de semana. Siempre nos encantaba coleccionar los distintos premios que vienen en su interior. Todavía hoy tengo algunos juguetes.

Tenemos en común los viernes por la noche.

Willie, 83

Mi recuerdo favorito es llevar a mis hijos a McDonald's cada viernes por la noche cuando eran jóvenes. Era una tradición de nuestra familia. Les encantaban las hamburguesas con queso, los chicken nuggets y la Sprite.

Bryhana, 25

Recuerdo que en quinto grado, todos los viernes por la noche, mis amigos y yo íbamos al karaoke de McDonald's en Chicago. Me encantaba actuar, y esa época fue el inicio de lo que fue mi carrera en el campo del entretenimiento. Años más tarde, le hablo a diario a millones de personas en Los Ángeles. McDonald's no es solo un lugar para pasar a recoger comida, es un lugar repleto de recuerdos.

Eleftheria, 65

Entré a McDonald's el domingo pasado después de un viaje inesperado a una tienda de cosas de segunda mano. Me he estado permitiendo un helado de vainilla una vez a la semana cada vez que encuentro un restaurante en Chicago. Entré cargando grandes sábanas de gamuza, platos y velas (después de insistir en la tienda que no necesitaba una bolsa). Ordené mi cono de helado de vainilla, acomodé todos las cosas y me senté a comérmelo mientras veía por la ventana un hermoso y tranquilo domingo otoñal. Fue un buen día.

Maria, 32

Estoy trabajando en mi podcast esperando hacerlo mi trabajo principal algún día. A veces cuesta mantenerlo, pero premiarme con un batida de vainilla cada vez que las cosas salen bien se ha convertido en mi pequeña tradición. De hecho, fue en McDonald's donde se me ocurrió una gran idea para un episodio, así que secretamente espero que se me sigan ocurriendo más ideas brillantes aquí. Soy así de supersticiosa.

Kristen y Carlton

Una luchadora con gran determinación y un vaquero urbano apasionado que tienen más en común de lo que pensamos.

Christine, 29

Durante alrededor de tres años, viajé mucho por el mundo, sumergiéndome en lugares, culturas y comidas extranjeros. Mientras viajaba, siempre me gustaba ver McDonald's, un lugar familiar, cuando el resto era nuevo para mí. Ver a McDonald's me regresaba a mi niñez, a las fiestas de cumpleaños en el PlayPlace y a los Happy Meal después de la escuela. McDonald's siempre me recuerda mi hogar hasta cuando anduve a miles de millas de este.

Jared, 35

Como viajante, McDonald's siempre ha sido un lugar confiable para mí. Puedo confiar en el confort que brinda este lugar familiar en ciudades de alrededor del mundo, y por lo general está abierto hasta tarde. Es un lugar cómodo donde puedo relajarme y recuperar mi sanidad antes de seguir con lo que mes espera. Además, ofrece comidas sustanciosas a precios de mochilero. No importa donde estoy, siempre me recuerda mi casa.

Bernie, 57 (a la derecha)

Los dos vivimos en Nueva Orleans, ¡pero yo he comido McDonald's toda mi vida! Es donde me encuentro con amigos, disfruto una comida rápida con la familia y, actualmente, es donde disfruto comer con mi pareja de 13 años. Pasamos a almorzar, a buscar una cena rápida, es un lugar a donde agradecemos el tenernos el uno al otro.

Ramon, 32 (a la derecha)

Cuando empezamos a salir, había un McDonald's a medio camino de nuestras casas. No era raro encontrarnos en McDonald's para el "shake para ella y para él" después del trabajo. Ahora, estamos casados, y aún nos encontramos a medio camino cuando tomamos la mayoría de las decisiones de la vida, pero cuando se trata de McDonald's, vamos juntos.

Victoria, 36 (izquierda)

De niña, McDonald's ofrecía desayuno gratis para las mamás el Día de las Madres. McDonald's enviaba corazones de papel con poemas a las escuelas y los niños los coloreaban y regalaban a sus mamás. El chiste hoy en día es que entonces llevé a mamá desayunar pero tuvo que pagar mi desayuno porque yo no tenía dinero. Fuimos en autobús y esperamos en una terriblemente larga línea por el desayuno "gratis" de mamá. Hoy, mi mamá padece demencia y olvida las cosas, pero ese recuerdo es uno que siempre recordamos y que todavía nos hace reír.

Hannah, 29

Mi momento favorito en McDonald's fue cuando visité a mi mamá este noviembre que pasó. Fuimos a McDonald's, como solíamos hacerlo cuando yo era pequeña. Ambas ordenamos lo mismo, un Oreo McFlurry y pasamos un hermoso rato estrechando nuestra relación y poniéndonos al tanto de nuestras vidas. Nada fue fuera de lo común pero, a veces, esos son los momentos que más recordamos.

Dillon, 25

Voy a cumplir con el servicio militar y sé que no voy a comer comida de "afuera" por un tiempo. Esta iba a ser mi última comida antes de la instrucción básica, por eso pensé que tenía que ser uno bueno.

Tony, 43

Soy un veterano discapacitado, Sargento Primera Clase Retirado. Como veterano, uno siempre busca lugares que nos recuerdan al hogar. Este es el lugar que me trae esos recuerdos. Gracias McDonald's.

Qkwame, 25

En mi infancia, mis momentos favoritos en McDonald's eran venir aquí con mis primos. Y ahora que somos adultos, todavía vengo con todos mis amigos tarde en la noche para disfrutar su ambiente y relajarme.

Amanda, 29

Solía venir siempre a McDonald's cuando trabajaba por la noche pintando. Cuando terminaba la primera mano de pintura de paredes o pisos, o de lo que fuera, me tomaba un descanso y disfrutaba un Sweet Tea y McNuggets de 20 piezas. Por eso atesoro lindos recuerdos de McDonald's asociados a lo que más amo, mi trabajo.

Christina, 40

Mi hijo, Andreas, comenzó hoy Pre-K y estamos comenzando la tradición de venir a McDonald's. En mi infancia, iba todos los sábados después de la escuela griega con mamá. Es curioso ver cómo no prestamos atención a lo importante que es McDonald's para la familia, pero para nosotros dos es nuestro tiempo de pasarlo juntos. Así me crié y quiero pasar las mismas costumbres a mi hijo. Algunas familias van al diner, nosotros siempre iremos a McDonald’s.

Jamel, 38

I’m an elementary school bus driver and I usually stop at McDonald’s every afternoon before picking up the kids from school. I’ll get a big iced tea and sometimes I’ll grab something to eat. I remember going to McDonald’s all the time when I was little. Ronald McDonald and the Happy Meals are what I remember most.

 

Sanu, 31

Soy DJ y tengo mi propia compañía de entretenimientos, pero antes de tener una oficina siempre nos encontrábamos en McDonald's. Wi-Fi gratis. Excelente café. Veníamos acá para las llamadas en conferencia y las reuniones, nos dejaban quedarnos todo el día. Todavía vengo a veces aquí a trabajar, aun a pesar de que tenemos nuestra propia oficina. Tener un negocio es sinónimo de mucho trabajo pero trabajo duro porque amo lo que hago.

Karly, 25

Trabajé en McDonald’s durante tres años cuando iba a high school. Tenía horarios flexibles y un programa de asistencia que me ayudaba a pagar los libros. Tenía un montón de amigos que trabajaban conmigo o me venían a visitar. Fue mi primer trabajo en el pueblito que me vio nacer. No sentíamos muy unidos. Definitivamente éramos una comunidad. McDonald’s siempre me recordará mi hogar.

Ben, 39
Primer día de mi ciudadanía americana

Hoy me hice ciudadano americano. Por eso, pensé en hacer lo más americano que viniera a mi mente, y fue comerme una Quarter Pounder de McDonald's. Recuerdo cuando McDonald's llegó al pueblo donde nací en Inglaterra. Una cadena de comida rápida norteamericana que llegaba a un pequeño pueblo inglés era algo grande. Antes de McDonald's, comía en pubs o cafés, no había comida rápida, así que cuando McDonald's llegó fue algo mágico.

Marigold, 5 (izquierda)
Primer día en el jardín infantil

Hoy fue mi primer día en el jardín. Mi papá y yo siempre venimos a McDonald's los martes porque mamá trabaja hasta tarde. Lo favorito mío es el dispensador de ketchup. Mi papá siempre se sirve el suyo y a mí me gusta servirme el mío. No soy muy buena para manejarlo, pero practico cada vez que vengo y voy mejorando cada vez más. Vamos a jugar "show-and-tell" la semana que viene y voy a traer mi conejito azul.

Woman in hat and glasses holding McDonald's drink and a young man folding his arms holding McDonald's bag

Althea, 32

El McDonald’s de mi pueblo tenía un PlayPlace y me encantaba gatear dentro de los tubos. Muchas vueltas, subidas y bajadas. Era como un laberinto interminable. ¡Ojalá hoy pudiera jugar en un PlayPlace! Durante mi infancia, mis padres no eran grandes fanáticos de la comida rápida, eran medio hippies. Así que era raro ir a McDonald’s. Eso mismo era lo que hacía tan especial al PlayPlace.

Romeo, 25

Mis recuerdos favoritos eran en el PlayPlace. Siempre nadaba en la piscina de bolas haciendo como que era un tiburón y de pronto salía a la superficie como todo un superhéroe. Me encantaba eso. Me sentía Hulk. Comía y luego jugaba, volvía a comer y volvía a jugar otro rato. El PlayPlace es sin duda lo que más recuerdo de McDonald’s.

Carol, 54

Trabajo en el Departamento de Streets y Sanitation. Soy obrera. A veces pasamos a la hora del almuerzo y siempre ordeno el filete de pescado. Me encanta el pescado. Mis recuerdos favoritos se remontan a cuando traía a mis hijos aquí de niños, ahora traigo a mis nietos.

Myriam, 61

Mi hija tiene 28 años, dos hijos, y todavía le encantan los chicken nuggets tanto como cuando yo la llevaba a McDonald’s. Ahora vengo con mis nietas y les compro Chicken McNuggets. Tengo la fortuna de poder pasar tiempo con ellas.

alt

Tenemos la comunidad en común.

George, 84

Todos mis amigos se reúnen en McDonald’s. Todas las mañanas nos encontramos ahí a tomar café. Todos ya estamos jubilados, así que no tenemos otro lugar adonde ir. Ellos tienen cafés en sus países, Italia y Grecia, donde todas las personas mayores van a tomar café y pasan medio día conversando de política, negocios o cualquier otro tema; eso es lo que este lugar es para nosotros. Es nuestro café. Conocí a grandes personas que hoy son amigos. Ellos son la razón por la que siempre vuelvo.

Louise, 64

En la semana vengo a diario con amigas. Somos un grupo de seis o siete y siempre nos reunimos. Hablamos de lo que pasa en el mundo, de nuestras vidas, del pasado. Algunas son mucho mayores que yo pero aquí conocí a algunas de mis mejores amigas. Mi recuerdo favorito es una vez que organicé una fiesta sorpresa a una de las mujeres del grupo. Ella no se lo imaginaba. Todas llegamos aquí temprano y cuando ella entró, se sorprendió muchísimo. Ese fue un momento especial para mí.

alt

Tenemos una familia en común.

David, 56

Soy un Asociado Senior de la Taquilla del Aurora Theatre. Mi parte favorita de trabajar ahí es el equipo de trabajo, somos como una familia. Logramos una atmósfera sumamente creativa y como teatro que somos dejamos el drama para el escenario. Me encanta interactuar con personas nuevas e interesantes cada noche. El teatro tiene el poder de atraer a personas realmente interesantes. Soy un poco introvertido pero me gusta conocer gente con la que puede conversar y debatir ideas interesantes.

Damian, 19

Una de las cosas que más aprecio de trabajar en McDonald's, especialmente en este, es que somos una familia. De tanto en tanto, discutimos por algo, pero al final siempre nos apoyamos. Siento que en otros lugares las personas no tienen la relación que nosotros tenemos. Mucha gente llega y se va pero los que se quedan, lo hacen porque son familia. Dependemos el uno del otro. Confiamos el uno en el otro. Nos une un vínculo que no se encuentra en otro lugar.

alt

Tenemos recuerdos de nuestros abuelos en común.

Tiffanie, 28

De pequeña, mi abuelo me llevaba a jugar golf. Iba a su casa los fines de semana y antes de jugar, siempre pasábamos por McDonald’s. Fue él quien me enseñó cómo comer McDonald’s. Primero comes las papitas, cuando están calientes. Luego te comes la Big Mac. Soy madre soltera de mellizas de 5 años y les he enseñado lo mismo. McDonald's siempre me recuerda a mi abuelo.

Amanda, 18

Mis recuerdos favoritos de McDonald’s son con mi abuela. Ella viene de Puerto Rico de visita cada seis meses más o menos, y cada vez que viene quiere ir a McDonald’s. En Puerto Rico no tienen papitas, tienen arroz y frijoles o platanitos fritos. Le gusta ver qué hay de nuevo en el menú. Cada vez que salgo de la escuela, la llevo a McDonald’s. Siempre dice que va a probar algo nuevo, pero las papitas no le pueden faltar.

alt

Tenemos actos de bondad en común.

Ontaria, 21

Hay un momento que jamás olvidaré. En la escuela intermedia, fui a McDonald's con mi amiga y, sin más ni más, ella pagó toda mi comida. Pagó por mi McChicken y cono de helado. No sé porqué ese recuerdo se quedó en mi mente por tanto tiempo, hoy todavía pienso en eso. Fue increíble. Siendo tan pequeña fue un gesto tan considerado y amable. Siempre lo recordaré.

Greg, 57 (izquierda)

Una de mis más memorables experiencias de McDonald's fue cuando estaba viviendo en LA. Entré en un McDonald's y vi a un indigente afuera. Yo no tenía mucho dinero conmigo pero terminé comprándole comida. Se puso a llorar. Me abrazó. Me lo agradeció mucho. El manager del restaurante vio lo que estaba pasando y terminó regalándole un gift card. Mi gesto de bondad, ocasionó el del manager. Pensé en lo bueno que eso había sido.

alt

Tenemos el vecindario en común.

Erica, 28 

Crecí en este vecindario. En el verano, mis amigas y yo paseábamos por el boulevard y parábamos en este McDonald’s. Una de las cosas que más recuerdo es que ordenaba un milkshake con cada comida, y siempre sumergía las papitas en él. Ahora, mi esposo y yo vivimos en la misma calle un poco más arriba, pero él trabaja por el día, así que mi mamá siempre me acompaña.

Brayan, 22

He vivido en esta área toda la vida, por lo cual he visto el gran cambio de este vecindario. Después de misa los domingos, solíamos caminar en familia por el boulevard y comer algo en McDonald’s. Había muchas tiendas de familias pero ahora esta es una de las únicas que quedan de aquella época. McDonald's es uno de esos lugares que siempre está ahí, no importa donde uno esté. Es algo en lo que siempre puedes confiar.

Young friends hug at McDonald's and a man and girlfriend embrace at McDonald's high top table

Tenemos Happy Meals en común.

Aaron, 20 (izquierda)

Mis padres sabían de mi amor por los juguetes Hot Wheels de los Happy Meals. Una vez que me porté mal me compraron un Happy Meal, lo trajeron a casa, y no me dejaron abrirlo hasta que les pedí perdón por ni comportamiento. Estaba muy enojado, pero no me demoré mucho en pedir perdón. Me dieron el juguete Hot Wheels y aprendí la lección. Todavía tengo en casa todos mis Hot Wheels.

Richard, 24 (izquierda)

Amaba los Happy Meals y trataba de coleccionar todos los juguetes, especialmente los Hot Wheels. Recuerdo que tenía muchísimos de ellos. Siempre íbamos a McDonald's en familia y jugábamos durante horas en el PlayPlace. Ahora, mayormente voy para el desayuno. Trabajo en un laboratorio de investigación y pronto me iré a la escuela de medicina. Actualmente, mi novia Rita y yo, generalmente pasamos los fines de semana a comer algo.

alt

Tenemos las noches de películas en común.

Maria, 20

Cuando era niña, yo, mi papá y mi hermano íbamos a McDonald's porque mi mamá hacía Weight Watchers. Papá nos dejaba comer lo que queríamos, para mí generalmente eran los chicken nuggets. Llevábamos la comida a casa y disfrutábamos una noche de películas. Mi papá colecciona DVDs, asi que escogíamos uno de su colección. Eso es lo que más recuerdo. Los jueves eran de McDonald's y los viernes de pizza.

 

Jakob, 29

Cuando era niño, mi mamá y yo íbamos a McDonald's casi todos los viernes por la noche cuando mi papá trabajaba hasta tarde. Los viernes eran noche de películas. Era un rato de ocio compartido. Era hijo único así que ese era el momento en que mejor conectábamos mi mamá y yo. Soy músico, así que no tengo idea si algún día tendré hijos propios, pero McDonald's es parte de la niñez de todos aquí en América.

 

Nuestra historia

De restaurantes con drive-thru, a Chicken McNuggets®, a créditos para el college de la Universidad de la Hamburguesa, hemos recorrido un largo camino.

Valores en acción

Contamos con la gente, los procesos y las prácticas necesarias para elaborar comida de calidad, proveer más opciones de fuentes responsables, fortaleciendo a la comunidad y forjando un mejor planeta.

La calidad está en la variedad

Mira algunas de las balanceadas opciones alimenticias que tenemos para todas las edades.

Estás saliendo de McDonalds.com

Escoge una compañía de entregas para continuar
Please select a McDelivery partner
Delivery From
Estás saliendo del sitio de McDonald’s para visitar otro no auspiciado por McDonald’s. Revisa la política de privacidad de terceros, la política de accesibilidad y los términos. McDonald’s no es responsable de las opiniones, políticas, declaraciones ni prácticas de ninguna otra empresa, que pudieran verse reflejadas en el sitio web al cual estás accediendo.